La última trashumancia

Client:

Year:

El pastoreo trashumante parece estar relegado a ser un oficio que se extingue. Sus condiciones requieren dedicación extrema y sacrificio.
Un pastor trashumante cuida a diario de sus ovejas llevándolas dos veces al año a zonas de mejor clima, huyendo del frío y calor extremo por el bienestar de las ovejas.
Sin embargo, lejos de ser un oficio obsoleto y arcaico, los múltiples beneficios son incontables. La carne es con diferencia de mayor calidad puesto que ovejas que pastorean todos los días, son ovejas sanas bien por el ejercicio diario como por la dieta. Además, los beneficios para el campo son varios, entre ellos, el mantenimiento activo que hacen de las zonas boscosas y el mantenimiento de un patrimonio intangible como son los caminos, trochas y veredas, así como las vías pecuarias.
Junto con el departamento de antropología y veterinaris de la UCV, se comparte con los alumnos la experiencia de acompañar y aprender durante los días que dura las trashumancia, siendo esta una experiencia beneficiosa, provechosa y de dificil olvido.
Este trabajo ha sido expuesto en la Universidad de Yale en EEUU.