Iceland

    Islandia es un mundo salvaje. Y es que cuanto menos, es un lugar donde literalmente nace y crece la Tierra. Es un país maravilloso donde hay volcanes, glaciares, cascadas, auroras. Un país que descansa entre dos placas tectónicas. Un país vivo y salvaje...

 

  Islandia es un lugar que atrapa. Y nosotros no fuimos una excepción. Durante dos semanas recorrimos el sur del país, allá donde nos llevaba el Jeep Wrangler y por donde nos dejaban las autoridades. Y es que hablando con los lugareños nos contaban que aquél era el peor temporal que habían tenido en años. Vimos muchas cosas pero nos perdimos muchas otras. El mal tiempo es lo que tiene. Vimos el geyser, el círculo de oro, nos bañamos en el enigmático Blue Lagoon con una tormenta de granizo, las cascadas impresionantes de Skogafoss, entre otras. ¡Vimos las auroras boreales! Experiencias increíbles en un país increíble. 

  A pesar de su latitud, Islandia no es un país extremadamente frío en contra de lo que muchos creen. Y es que, de hecho, está bañada por la Corriente del Golfo lo que hace que la temperatura media sea de unos 0ºC. Desde luego para quien le gusta el sol y la playa no es un lugar donde ir, pero para quienes nos apasiona las zonas frías, tampoco es uno de los sitios donde peor lo vamos a pasar.

1/4